Tercer y último episodio de la serie documental de la BBC inglesa “Music For Misfits – The Story Of Indie” que narra en boca de sus propios protagonistas el nacimiento y consagración del movimiento indie en Reino Unido. Hablamos de mucho más que de un estilo de música, era una forma de vida, una actitud…

Haz clic aquí para ver los dos primeros episodios:

EPISODIO 3: INTO THE MAINSTREAM

Es 1989 y una nueva corriente musical está arrasando en Gran Bretaña. El acid house junto a su compañero de viaje éxtasis influyen de manera considerable en el nacimiento de una nueva oleada de bandas independientes. Mientras los primeros sellos indies luchan contra la cultura del ácido, la nueva década supone el nacimiento de Heavenly y Creation Records, que se abren rápidamente hueco tras fichar a Manic Street Preachers y Primal Scream respectivamente.

Hacia mitad de los 90, cuando la música la domina el grunge y el sonido Seattle, la prensa musical británica se saca un as de la manga: el britpop o, lo que es lo mismo, Oasis y Blur. La principal diferencia entre los antiguos grupos indies y el britpop es que estos últimos quieren vender millones de copias; están destinado al mainstream. Incluso grupos con una mentalidad a la vieja usanza como Suede acaban fichando por las grandes multi-nacionales garantizándose el éxito a nivel internacional. Sin embargo, la verdadera entrada del indie en el mainstream quedará escenificada con el apretón de manos entre Noel Gallagher (Oasis) y Tony Blair.

El espíritu “hazlo tú mismo” una vez funcionó, pero ahora el indie es un género musical más que una forma de editar y publicar música.

A pesar de que el final de la década de los 90 supuso una época oscura para el indie, sellos como Rough Trade renacen de sus cenizas tras fichar a bandas como The Strokes y The Libertines. Nuevos sellos independientes como Domino surgen. Aprendiendo de los fallos de los primeros sellos indies, se convierten rápidamente en auténticos genios del desarrollo de nuevos artistas como Arctic Monkeys o Franz Ferdinand, bandas que se benefician igualmente de un nuevo modo de descubrir música por parte del público: las redes sociales.

Enjoy!